El sendero equivocado

Publicado: julio 5, 2016 en Relatos, Veganismo

En el camino perdí el sentido de la vida, perdí la sensibilidad, perdí la noción de la realidad, la capacidad de ponerme en el lugar del otro. En el camino aprendí a preocuparme primero por mí, después por los que quiero tener cerca mío (es decir seguí preocupándome por mí, porque me preocupé por alguien que me importaba y cuya compañía necesitaba), aprendí a creer que adorar imágenes inventadas por la misma humanidad era el camino a mi salvación. Aprendí que el humano es superior a toda otra raza. En el camino aprendí a diferenciar y devaluar una vida por bajo otra, aprendí que nuestra naturaleza es ser superior a las otras especies. En el camino aprendí a ignorar el sufrimiento del que cometió errores y del que no nació humano ni mascota. Aprendí a ignorar el sufrimiento, a hacerlo parte del día a día, a entender que nada podía hacer, que “así es la vida” que “así es la naturaleza”. 

Hoy abro los ojos y cuenta me doy que nada aprendí, cuenta me doy que el tiempo perdí. Hoy puedo ver que no se nada, hoy vuelvo a aprender. Hoy he vuelto a nacer y he desviado mi camino hacia el sendero correcto, hacia el trayecto de la consecuencia entre lo que digo, lo que pienso y lo que hago; hacia el trayecto de la sensibilidad, de la valorización de todos los seres, de la compasión por el que sufre, por el que llora, por la madre cuyo sufrimiento nadie puede acallar cuando le arrebatan a su hijo recién nacido, por el bebé cuyo destino es morir sin crecer, en manos del inconsecuente, frente a ojos del insensible, yacer en el plato del ignorante y terminar en el estómago del inconsciente.

Hoy cada segundo que pasa es dolor, es sufrimiento consciente por el que muere de forma cruel sin poder defenderse. Hoy he vuelto a nacer, he vuelto a crecer y he vuelto a aprender de la forma correcta, de la forma que debió ser. Hoy aprendí que preocuparme por los demás no es un acto de compasión sino un acto de comprensión, hoy aprendí que de niño nos enseñan a cultivar la ignorancia en nuestras mentes y la frialdad en nuestros corazones. Hoy camino el sendero correcto, un sendero de amor, de respeto, de consciencia y de armonía, un camino que no recorro sólo y al que cada día espero recorrer de la mano con más y más personas conscientes, que abrieron los ojos, miraron hacia atrás y se dieron cuenta, al igual que yo, que llevaban buena parte de su vida recorriendo el sendero equivocado.

 silhouettes-man-many-animals-night-stars-blue-vegan-picture-56433119

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s